Planeta tierra en crisis. Calentamiento Global.

Sol.jpgEn esta nota, los criminales seriales somos los seres humanos, y la víctima potencial es nuestro planeta.
Este artículo busca concientizar a todos aquellos que lo lean de la gravedad de la situación actual de nuestro planeta.

Una investigación reciente realizada por científicos de la NASA, en colaboración con el Columbia University Earth Institute, ha revelado que el clima terrestre se encuentra en un punto crítico máximo, que podría conllevar consecuencias de alto riesgo para el planeta, según informa la NASA en un comunicado.


La emisión a la atmósfera de gases de efecto invernadero producidos por la acción humana sería la causa principal del caos potencial que ha puesto de relieve el estudio, realizado a partir de una combinación de modelos climáticos, datos de satélites y registros paleoclimáticos.

La capa de hielo del oeste de la Antártica, la cubierta helada del Ártico y de las regiones que suministran agua fresca a especies y hábitats, se encuentran amenazadas por el calentamiento global continuo, aseguran los investigadores.

Un artículo, publicado con el título “Dangerous human-made interference with climate: a GISS modelE Study”, señala que la investigación ha estado centrada en la peligrosa influencia de la acción humana sobre el clima.
Para su elaboración, se han empleado simulaciones de un registrador súper avanzado del clima, que incluye las mejores representaciones de la estratosfera, modelos oceánicos diversos y componentes rastreadores.

Las medidas comprendieron registros realizados entre los años 1880 y 2003, y se extendieron hasta escenarios proyectados para el 2100, entre otros, por el Panel Intergubernamental del Cambio Climático ó IPCC.

Los resultados no dejan lugar a dudas: la composición atmosférica y las propiedades de la superficie terrestre se han visto alteradas por las actividades humanas, algunas de ellas ocasionando cambios de gran envergadura, incluso comparados con transformaciones naturales acaecidas en el planeta en períodos de cientos de miles de años.

De esta constatación se deriva, por tanto, que el clima terrestre podría verse alterado sustancialmente por la intervención del hombre.

Puntos críticos

Tal y como explica el comunicado de la NASA, los puntos críticos pueden producirse durante un cambio climático cuando el clima alcanza un estado en el que, un calentamiento adicional moderado, puede amplificar en gran medida determinadas reacciones.

En los últimos 30 años, la temperatura de la Tierra ha ascendido una media de 0,6ºC como consecuencia de las emisiones de gases de efecto invernadero, y unos pequeños cambios adicionales están provocando la desintegración de las capas de hielo antes mencionadas.

Estas reacciones de amplificación implican un aumento de la absorción de luz solar porque las zonas en que se ha derretido el hielo se vuelven más oscuras, lo que a su vez acelera la desaparición de los icebergs.
El agua de los océanos, por su parte, más caliente de lo normal, los derrite en lugar de detener su descongelación.
Así se genera una reacción en cadena que empeora las consecuencias del desencadenante principal.

Consecuencias y soluciones:

La utilización de datos referentes a períodos pasados de la historia terrestre han resaltado aún más este impacto.
Según declara James Hansen, del NASA Goddard Institute for Space Studies de Nueva York, director de la investigación, si las emisiones globales de CO2 a la atmósfera continúan aumentando al ritmo de la pasada década, los efectos desastrosos se precipitarán, incluyendo el aumento rápido del nivel de los océanos, de la frecuencia de sequías e inundaciones, y de la presión sobre la vegetación y de la vida salvaje.

Pero los investigadores también estudiaron las posibles soluciones a aplicar, con intención de ayudar a definir los aspectos prácticos de la Convención del Cambio Climático de las Naciones Unidas, cuyo último encuentro fue celebrado a principios de junio en Bonn, con los representantes de los países del G8 (naciones más industrializadas del mundo y, por tanto, las más contaminantes).

El estudio señala en esta dirección que el CO2 atmosférico se ha incrementado desde el nivel de 280 partes por millón (ppm) de la era pre-industrial a los 383 ppm actuales, y que su incremento es de alrededor de 2 ppm anuales.
Si se exceden los 450 ppm, el dióxido de carbono atmosférico sería muy peligroso para la vida en la Tierra, por lo que se debe establecer un límite incluso inferior, aseguran los expertos.

Por otro lado, el estudio ha demostrado que la reducción de otros compuestos, como el metano o el hollín, pueden hacer que se reduzca el aumento de CO2, aunque de forma limitada.
De hecho, Hansen afirma que probablemente se necesite una reducción absoluta de emisiones de CO2 y otras sustancias si pretendemos esquivar el punto crítico del clima terrestre.

En conclusión, los autores de la investigación señalan que los cambios en el clima, de mantenerse al ritmo actual, ocasionarán graves desastres globales y regionales.

A pesar de todo, un escenario alternativo aún es posible: Si se reducen las emisiones de gases contaminantes, habrá cambios sustanciales, pero aún tendríamos alguna oportunidad de adaptarnos.
Con otra década como la última, en cambio, en la que la industria siguiera adelante como si no pasara nada, resultará imposible alcanzar ese escenario alternativo.

Algunas consecuencias del Calentamiento global: 

Últimos Comentarios

  1. magdaclavijo 24 Febrero, 2009
  2. magdaclavijo 24 Febrero, 2009
  3. COPER2012 20 Febrero, 2009
  4. Nick Stamatoff 23 Enero, 2009
  5. milagros 16 Agosto, 2008
  6. mildred 24 Junio, 2008
  7. Byron 17 Junio, 2008
  8. ruyeri 15 Junio, 2008
  9. juan carlos 13 Marzo, 2008

Dejar un Comentario

Código Captcha *